Misión

Promover el Buen Vivir-Vivir Bien como una alternativa de vida digna para los pueblos, nacionalidades y comunidades indígenas de América Latina y El Caribe, a través del ejercicio pleno de los derechos humanos y colectivos, y la interculturalidad como forma de convivencia, que genere la igualdad de oportunidades y la superación de todas las formas de exclusión y dominación, desarrollando capacidades para facilitar, asesorar técnica y políticamente los procesos de diálogo entre los Estados y los gobiernos de los Pueblos Indígenas.

Visión

Pueblos Indígenas reconocidos y respetados en el ejercicio pleno de sus derechos, culturas e identidades, con organizaciones sólidas, fortalecidas en sus capacidades administrativas, técnicas, económicas, políticas, sociales y culturales a través de sus propios procesos de desarrollo sostenible que, en convivencia intercultural, incorporan sus identidades en el desarrollo y gestión económica y democrática de los Estados nacionales de América Latina (XI Asamblea FILAC, noviembre de 2013)

Principios

  1. La diversidad étnica y el respeto a la identidad cultural como fundamentos de la autodeterminación de los Pueblos Indígenas y el derecho a la auto identificación.
  2. El respeto a la tradición indígena basada en el reconocimiento de las formas asociativas ancestrales, armónicas y sensibles con la naturaleza y de relación con la tierra y el territorio comunitario.
  3. El goce de los Pueblos Indígenas a los beneficios contemplados en los derechos generales de la ciudadanía multicultural, sin discriminación y en condiciones que permitan su libre ejercicio y disfrute de ellos, a efecto de revertir las situaciones históricas de exclusión, buscando alcanzar en los próximos años niveles satisfactorios de desarrollo con identidad.
  4. El pleno respeto a los derechos humanos, económicos, sociales y culturales de los Pueblos Indígenas.
  5. El reconocimiento de la diversidad de los Pueblos Indígenas – rurales y urbanos – como un valor social que debe ser considerado elemento esencial del desarrollo ante los nuevos riesgos y desafíos de los procesos de globalización.
  6. La necesidad de que las formas ancestrales de convivencia, asociación y organización de los Pueblos Indígenas sean consideradas e integradas en los marcos jurídicos de los Estados Miembros.
  7. Asumir la integralidad, la complementariedad, la reciprocidad, la interculturalidad, la consulta, el consenso y la conciliación como valores de los Pueblos Indígenas que deben guiar las políticas y actividades del FILAC.
  8. Lograr que la concertación entre los Pueblos Indígenas, los Estados y los organismos de cooperación internacional sea un componente esencial de la planificación y actuación del FILAC.

Propósito

Propósito del quehacer del FILAC y resultados a alcanzar en 3 ámbitos de actuación

El FILAC persigue contribuir al establecimiento de relaciones paritarias Estados – Pueblos Indígenas a través de las que se materialice el cumplimiento de sus derechos y la interculturalidad.

Para ello el FILAC se propone alcanzar los siguientes resultados clave en los tres ámbitos de actuación en torno a los que se organizan sus operaciones:

  • Diálogo y concertación, para el diseño, adopción e implementación de políticas públicas orientadas a la implementación de los derechos de los pueblos indígenas; ámbito en el que se espera lograr la construcción de acuerdos y compromisos entre Estados y Pueblos Indígenas que permitan avances significativos en este campo.
  • Desarrollo económico con identidad, tendiente a reconocer y activar en el sistema económico el valor del patrimonio cultural de los pueblos indígenas; para lo cual se apoyará el desarrollo de un nuevo paradigma de desarrollo económico con identidad.
  • Educación para la equidad, para fortalecer las capacidades de los actores involucrados para operar y prosperar en un sistema intercultural, y fortalecer las capacidades de los pueblos indígenas para incidir y hacer ejercicio de sus derechos.