El Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe (FILAC) conmemora hoy el décimo aniversario de la adopción de la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, un gran momento histórico que reconoció los derechos fundamentales universales de más de 370 millones de personas, en el contexto de las culturas, realidades y necesidades indígenas.

“Hoy conmemoramos un hito histórico, nuestros hermanos y hermanas indígenas que llegaron al Sistema de Naciones Unidas hace más de 80 años para trasladar sus problemas al ámbito internacional porque no encontraban solución en sus países, lograron crear el primer grupo de trabajo sobre pueblos indígenas, en ese momento se llamaban poblaciones indígenas. Ese espacio es donde comenzó a redactarse lo que es hoy la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas del mundo”, señaló la Dr. Mirna Cunningham, Presidenta del Consejo Directivo del FILAC.

Por su parte, el Secretario Técnico del FILAC, Álvaro Pop Ac, enfatizó en que el FILAC ha sido testigo de este proceso significativo en la historia y la lucha de los pueblos indígenas del mundo y del continente. “América Latina ha tenido un papel fundamentalmente, desde sus dirigentes, en este trabajo de Naciones Unidas por el reconocimiento de sus derechos. El mundo hoy da una felicitación a esos esfuerzos porque estamos cumpliendo 10 años de la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas”.

“A raíz de la Declaración, Naciones Unidas inicia una serie de acciones que se convertirían en avances en ese reconocimiento, como: la creación del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de ONU, luego el Mecanismos de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el trabajo del Relator Especial para los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas, hoy a cargo de una mujer indígena de Filipinas,  demuestra que las plataformas para la lucha de los pueblos indígenas para una sociedad mejor para todos en la humanidad están avanzando”, dijo Pop.

Si bien ha habido grandes avances en la implementación de la Declaración hoy en día existen grandes desafíos en el tema de la niñez y juventud indígena. “El FILAC en el marco del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la Naciones Unidas presentó el informe sobre los retos pendientes de la juventud y niñez indígena a 10 años de la adopción de la Declaración en América Latina y el Caribe (…) en el que se detectaron varios problemas; entre ellos la falta de datos estadísticos por rango etareo y la situación que viven las juventudes y niñez indígena. Ello es una gran preocupación porque no nos permite ver cuál es la situación, la problemática que vive este sector y cuáles son las respuestas en políticas públicas y programas diferenciados para la juventud indígena”, señaló Dali Angel, de la Unidad de Juventud del FILAC.

En criterio de Otilia Lux, representante del MILAC, en este 10 aniversario nos encontramos con pocos avances, pero con el deseo de trabajar frente a los desafíos que convoca la Declaración; principalmente a asumir acciones para preservar la madre tierra. “Entre los avances entendemos que los Estados están ya están compenetrados en tratar de ver que los procesos del avance de la Declaración sean realmente efectivos”.

Desde México, Jesús Guadalupe Fuentes, Representante de los Pueblos Indígenas de México, señaló que: “La Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas fue un logro de muchos hermanos, que lo iniciaron hace muchos años y hoy nos toca asumirlo con responsabilidad y con esfuerzo. Desde México celebramos la oportunidad que en el FILAC tengamos una visión de poder retomar estos esfuerzos y logros y poderlos aplicar para que sea un beneficio tangible para nuestros hermanos de América Latina y el mundo”, añadió Fuentes.

Por su parte, Jesús Amadeo Martínez, Representante de los Pueblos Indígenas de El Salvador señaló que en este día de la Declaración los Pueblos Indígenas del mundo debemos hacer una evaluación sobre los aspectos positivos que como pueblos indígenas hemos tenido y los gobiernos deben evaluarse para ver si han cumplido con los compromisos que en su momento asumieron.

Al respecto, mencionó que “Los gobiernos asumieron realizar seis Planes Nacionales, dos de África, dos de Asia y dos de América Latina. En América Latina uno es Paraguay otro el Salvador, que han concluido exitosamente y ha sido validado tanto por los pueblos indígenas como por las instituciones de gobierno; pero no solo es la validación, sino que tiene que asignar recursos para su aplicación ya que estos Planes Nacionales tiene que ser asumidos por los pueblos indígenas como por los gobiernos, pero con un presupuesto que pueda facilitar sus actividades ya en el terreno”.

Hilaria Cruzabie, Representantes de los Pueblos Indígenas de El Paraguay, también se refirió a este 10° aniversario de la Declaración, destacando: “Hoy en día estamos procurando todos los dirigentes, líderes, representantes, para que se cumpla esta Declaración; porque bien sabemos que en cada país falta todavía el cumplimiento de los derechos de los pueblos indígenas. Específicamente aquí en Paraguay se está avanzado en cuanto al diálogo, la construcción de Planes, pero a la vez hay violaciones de derechos humanos en cuanto al despojo de tierras indígenas, desplazamiento forzoso, deforestación masiva en el Chaco, y esto afecta mucho a la vida de los pueblos indígenas”.

“Por eso hoy lo pueblos indígenas clamamos y exigimos que estemos todos unidos para incidir en cada uno de nuestros países y hacer que se cumplan los derechos de los pueblos indígenas” dijo.

Cabe mencionar, que la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, que consta de 46 artículos, fue aprobada el 13 de septiembre de 2007 por la Asamblea General de la ONU con 144 votos a favor, 4 en contra y 11 abstenciones.