La Reunión de la Instancia Consultiva Indígena, formada por representantes indígenas de Centroamérica y México, inició el domingo 10 de diciembre sesiones con el objetivo de avanzar en la Ruta Iberoamericana. La misma forma parte de las actividades preparatorias de la Reunión Subregional de Pueblos Indígenas de Centroamérica y México que tuvo lugar los días 11 y 12 de diciembre en Panamá.

En esta reunión, los representantes y líderes indígenas trabajaron en cuatro mesas de análisis y discusión referentes a: aportar a la futura Declaración surgida de la Primera Reunión de Altas Autoridades de Pueblos Indígenas a incluirse en la Declaración de la XXVI Cumbre Iberoamericana; proponer formas de Cooperación Sur-Sur en beneficio de los pueblos indígenas; detallar qué debe tener un Plan de Acción Regional de Pueblos Indígenas desde su perspectiva; y la revisión del proceso de implementación y seguimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Agenda 2030).

La primera mesa realizó sus aportes a dicha Declaración en base a 14 puntos. Entre ellos destacan la necesidad de armonizar los marcos legales de los Estados Miembros del FILAC con las normas internacionales de derechos humanos aplicables; la incorporación del Convenio 169 de la OIT en las legislaciones nacionales; la necesidad de elaborar un Plan de Acción Regional de Pueblos Indígenas; la necesidad del control sanitario preservando la cultura de los pueblos indígenas, contra la apropiación y mercantilización de sus medicinas y prácticas tradicionales junto al fortalecimiento de la salud intercultural; y el respeto al pluralismo jurídico, entre otros.

De igual manera, en la mesa dos los participantes reflexionaron respecto a la necesidad de trabajar en un documento que asegure la participación de los pueblos indígenas en la Cooperación Sur-Sur. Para esto se plantearon algunas áreas de acción, así como las modalidades de cooperación bajo un enfoque de demanda y de sus propias visiones de desarrollo.

En la tercera mesa, los participantes intercambiaron ideas sobre la elaboración de un Plan de Acción Regional de Pueblos Indígenas que permita crear condiciones adecuadas para la plena realización y ejercicio de los derechos reconocidos en la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

En cuanto a la mesa de análisis de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los representantes indígenas de Centroamérica y México expresaron sus recomendaciones al FILAC para mejorar la participación de los pueblos originarios en el proceso de implementación y seguimiento de los ODS a nivel regional e internacional. En esta ocasión, los participantes destacaron la necesidad de conceptualizar el desarrollo desde la visión de los Pueblos Indígenas con un enfoque integral de derechos humanos, incluyendo la seguridad territorial y la participación de jóvenes y mujeres indígenas.

Las Instancias Consultivas Indígenas se incorporaron a las dinámicas del FILAC por mandato de la II Asamblea General del FILAC, que resolvió  establecer una Instancia Consultiva Indígena (resolución N°7), conformada por los representantes indígenas acreditados ante la Asamblea General del FILAC. El objetivo es asegurar una plena participación en el desarrollo institucional y la debida representación ante los órganos de gobierno del FILAC, intercambiar información, facilitar acuerdos sobre asuntos relacionados con el desarrollo del organismo y sus actividades, así como para dotar de continuidad a la participación indígena en los órganos directivos del organismo.